Edicion de Medios II

octubre 30, 2009

Internet: la señora de las cuatro décadas

Filed under: Uncategorized — edicionmedios @ 5:11 pm

Hace 40 años, en un día como hoy, dos computadoras separadas por cientos de kilómetros compartieron un mensaje, el primero que se enviaba en tiempo real a través de la infraestructura de AT&T. La idea era escribir una simple secuencia: LOGIN; sin embargo, la conexión falló cuando se había enviado apenas las primeras dos letras.

El 29 de octubre de 1969, Internet no era más que una promesa. Incluso no llevaba ese nombre, sino el de Arpanet. Esa primera falla de la primitiva red no opacó el logro que significó la primera transmisión remota de datos, marcando el comienzo de una evolución que no se detiene hasta nuestros días.

Sin embargo, esos adelantos se fueron dando paso a paso. En 1971 se creó lo que actualmente conocemos como correo electrónico, en 1972 se convierte en una red transoceánica, en 1974 se adopta el actual sistema TCP/IP que define las conexiones entre distintos servidores y para 1975 hasta la Reina de Inglaterra tiene su propia conexión a la red.

globalizaciòn

Cybersyn: La Arpanet chilena

Corría 1971 y durante el mandato de Salvador Allende se incubaba una de las ideas más revolucionarias de las que se tenga memoria: Crear una red interconectada de computadoras que sirviera para planificar decisiones de gobierno basadas en variables controladas en tiempo real, las que permitían resolver situaciones de crisis con eficiencia y rapidez.

Allende puso esta misión en manos de Fernando Flores, actual senador de la república, quien trajo a Chile al británico Stafford Beer para desarrollar este sistema.

En esencia, se trataba de una red de máquinas que comunicaba a las fábricas con un cerebro central basado en Santiago, utilizando tecnología cibernética para controlar y tabular los datos que eran mostrados en pantalla.

Tras el golpe de estado, Cybersyn fue destruido.

Internet y la explosión social

Pero es hasta 1977 que no comienzan a darse los primeros pasos en dirección a la masificación del acceso: Se fabrican y venden los primeros moduladores/demoduladores – módem – que permitían a los entusiastas hacerse de un lugar en la red. Con posterioridad, una pequeña empresa californiana comenzaba dentro del estacionamiento de una casa la producción de un computador personal que se convertiría en el más exitoso de la época: el Apple II.

En 1988 nace IRC, el primer protocolo que permitía interactuar con gran cantidad de usuarios de todo el mundo en una sala de conversación. Esta herramienta fue fundamental para la difusión de información proveniente de la Unión Soviética en medio del golpe que acabó con la perestroika. El periodismo ciudadano daba así sus primeros pasos y la red se vuelve social.

Luego, en 1991, ve la luz el primer sitio web y un par de años después nacen los navegadores para verlos en pantalla. Desde este punto comienzan una serie de desarrollos que favorecen el intercambio de información… muchas veces, al margen de la ley.

Napster, Audiogalaxy y Kazaa fueron catalizadores de una emergente crisis de las disqueras, solamente comparable con el “reventón de la burbuja” que dejó a gran cantidad de entusiasmados inversionistas y emprendedores web sin dinero y en la quiebra.

Aunque quizás los más golpeados sean los medios tradicionales. Con el surgimiento de estos nichos digitales de noticias y los sitios colaborativos, los periódicos alrededor del mundo tuvieron que crear un nuevo modelo para entregar y renovar su stock de información. Tuvieron que adoptar la inmediatez de la radio y elementos audiovisuales de la TV, convirtiéndose en un producto basado en la multimedia.

Constanza Sturm trabaja en Betazeta, empresa editorial que agrupa los blogs más leídos de Iberoamérica, y confiesa que le da un uso totalmente social, aunque con una componente laboral por la naturaleza de su trabajo. “La uso todo el día, para informarme, comunicarme con las personas que conozco, para jugar en mi tiempo libre y también para trabajar, además tengo la suerte de tener un trabajo online”, dijo.

Cristian Marín es un ingeniero en informática de la Universidad de Santiago. Él dice que usa mucho internet, y que eso le valió estar trabajando actualmente en México, viendo un mundo muy diferente sin la red, confidenciando que se siente un adicto.

world2008pie

“Si no tuviera internet, probablemente no trabajaría donde lo hago, sin internet tendría que escribir cartas y utilizar las comunicaciones telefónicas. Sin internet tendría mi casa llena de revistas, manuales, cartas, fotografías, tutoriales y probablemente no tendría ni siquiera un computador. Hoy en día pensar en una estación de trabajo sin internet, es remontarse al cine en blanco y negro”.

Respecto a las diversas utilidades que tiene internet, el periodista de terra.cl, Claudio Uson, expresó sus preferencias de actividades en la web, “lo que más hago es visitar los reader de google, el correo, paginas de videojuegos, tecnología y redes sociales, actualizar sitios y jugar”.


Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: